sábado, 8 de diciembre de 2007

Miss Maddie

"Es un chaval magnífico, siempre puntual para entrenarse y dispuesto para sus compañeros. El baloncesto es su gran pasión", explicaba en 'La Gazzetta dello Sport' un sorprendido Ansa, compañero de Hermann en el Perugia.




Afortunadamente, Gerald y Kate pertenecen a otra generación, país, y educación del que el informe PISA da cuenta; o a otro momento del que el informe no da cuenta. Tendrán un juicio justo, por ser injusto. No sabemos muy bien si los magnates que financian su defensa, entre los que se encuentran los que detentan el poder, los apoyan por ser inocentes o por ser escoceses; no importa, de todas formas nuestros hijos suspenderán en Geografía, pero el voto de un vate, de un burro, vale lo mismo que el de un gran profesor.

Reducidos a la mínima expresión del hipotálamo, algunos gobernantes que seguro cuentan con sesudos estudios de marketing segmentando sus clientes, sus votantes, han leído que una gran mayoría son patrióticos. Vamos a fomentarlo, se dijeron, vamos a recuperar popularidad (perdida por donaciones ilegales a los partidos, por venta de títulos nobiliarios) con un asunto que se las gasta bien. Laboristas de pro, escoceses, a los que les secuestran en Portugal o Marruecos o España una criatura rubita. Bueno, si hubiera sido pelirroja y sus padres irlandeses también pueden ser apoyados. Cada oveja con su pareja. Lamentablemente, Murat es moreno.

Listos al descarte, el último ha sido realmente bueno. Otro magnate escocés, Stephen Winyard como corresponde, sale al quite, dándose el mismo el castigo antes que se los den los enemigos. Sí, que el gobierno de Gordon Brown no ha apoyado lo suficiente a los arguidos. Para que cuando salga a la luz cuánto, ya se hayan aplicado ellos mismos los azotes.



Esta sí que es de servicio secreto. Menos mal que el Instituto Nacional de Estadística español no mencionó en su tiempo que 9.000 perdices al año son pocas, cazadas por el entonces mandatario, teniendo en cuenta la población nacional de perdices.

Afortunadamente el informe PISA no nos tocó a los que vivimos la transición, cuando el poder conocía la palabra vergüenza; nos amuebló un poco la cabeza ver -porque se ven, no se escuchan- las mentiras de todos los colores, tiránicas y democráticas (no sé si lo del castillo escocés es para irnos acostumbrando al feudalismo). Independientemente del caso Madeleine, apesta, un poco más, cada día más, un fresco general proveniente del noroeste.



Ciertamente, el gobierno inglés quiere una solución rápida. Nosotros también, Señor. Por muy magnífico doctor que seas.

They do of course miss Madeleine very much and all of our family are still praying and hoping for her safe return.
- Gerald P. McCann


Porque no soporto que llames así a Madeleine.


(Addenda 11 de Diciembre.
Anónimo dijo...
No quiero ofender, pero supongo que estás de broma cuando dices que te molesta que la llame miss Madeleine.... Si ves la frase en su contexto, según lo citas en el post, "miss" es un verbo, significa "echar de menos", y se refiere a los gemelos. Sorry!

11 de diciembre de 2007 0:23


Diego A.A. dijo...
No ofendes, es un juego de palabras que me destrozas. Miss - como señorita y "Miss", y también como "faltar" (echar de menos/desaparecer).

Ligaba a santo de ‘Miss Masaje’, testigo en el Ocean Club. La "mini Miss" USA (de la anterior entrada). El centro International Centre for Missing and Exploited Children (ICMEC), también de la anterior entrada.

En fin.


La traducción literal es más aberrante: "Por supuesto que [los gemelos] echan mucho de menos a Madeleine y toda nuestra familia está todavía rezando y esperando su regreso seguro." Literal: Hermann es un chaval magnífico y Gordon Brown no apoyó lo suficiente a los McCann. Son cosas de un bajo nivel de comprensión de lectura, esclarece el informe PISA.)


(Addenda 12 diciembre.

11 de diciembre de 2007 22:17
Anónimo dijo...
Para Diego
NO entiendo tu total seguridad en la culpabilidad de los padres, y tampoco q ironices constantemente con todo. tampoco se de donde sacas q habrá juicio, no hay pruebas condenatorias, y perdoname q sea franca sin ánimo de polemizar, esto de difamar y dar por seguro algo q sólo la justicia puede, es condenable, y demandable.



12 de diciembre de 2007 0:04

Diego A.A. dijo...
Anónimo 12 de diciembre de 2007 0:04

Prefiero dejar que los visitantes juzguen, no es nuestra intención, y para eso está la Justicia.

En mi caso es una crítica textual, no entro en su culpabilidad de fondo, sino en la de la forma.

No hay ética sin estética. Las licencias son literarias, y como Quevedo diría, para hacer los versos se me ha dado pie. Se nos ha dado pie. Ni siquiera hablo de libertad de opinión o de prensa, que ni somos Clarence Mitchell, ni pertenezco al séquito de ninguna agencia de comunicación o de asesores de gobierno, sino en el ejercicio de la libertad para pensar, más que de la independencia misma de las propias ideas.

Creo, veo, constato, afirmo la culpabilidad formal del discurso de los McCann, independientemente de que tengan que ver o no en la desaparición de su hija: lo que han hecho y dicho es reprochable éticamente y objetivamente desde la razón, y la culpabilidad formal alcanza a quienes los soportan de mala fe, al servicio de un fondo de 1,5 millones de euros (declarados) o de intereses políticos y económicos, hasta patrióticos, si no fueran histriónicos, que les apoyan.

En tu caso, Anónimo, simplemente eres la viejita que oporta su rama en la hoguera que se quema Juan Hus. Perdona, todos los que se queman por disentir de la corriente oficial de un pederasta que secuestró a Madeleine.

12 de diciembre de 2007 1:53

Nota: Ilustraciones de la campaña: Start fighting for press freedom before you lose it. Comenzad a luchar por la libertad de prensa antes de que la perdáis.

Miss Libertad de Prensa. Miss Iguales ante la Ley. Miss Respeto a los Ancianos.


Miss Máquina de la Verdad.

Miss Peluche Favorito de Madeleine

2007 © Diego A.A. Todos los derechos reservados.


Addenda 13 de Diciembre
Aterrado el Team McCann de que lo fotografiado es indiscutible: sean las fotos de los distintos "peluches favoritos" de Madeleine empleados por Kate, sean otros detalles útiles para la investigación, el diario portugués 24 Horas publica hoy que la defensa de los McCann advierte que las fotos digitales han podido ser manipuladas.



En todas partes cuecen beans
Amanda Knox, estudiante británica entre rejas, otra sospechosa de participar en el asesinato de Meredith en Perugia, comenta haberse intoxicado de libertad en su viaje a Italia, y que alguna vez hizo cosas de las que ahora se arrepiente.

La culpa va a ser de los meridionales.

Menos mal que la policia italiana que se encontraba investigando por la zona un caso de acoso telefónico sin relación, llamó rutinariamente a la puerta de una casa de estudiantes cercana a donde había aparecido el teléfono móvil que las realizaba, y se encontró con el cuerpo de Meredith por casualidad.

No hubiéramos soportado otra campaña de recaudación de fondos de su gran amiga británica.

(Addenda 17 de Diciembre
Asistimos a una oleada de británicos ateos sospechosos que se convierten en masa.)


Volvamos a Reino Unido: Clarence Mitchell considera que en nuestra época de comunicaciones, los Tapas 9, en vez de reunirse en secreto para conjuntar declaraciones podían haberlo hecho a través del teléfono. Este hombre insulta a la inteligencia de su propia audiencia, porque la policía ha estado solicitando los registros telefónicos de las llamadas realizadas no solo por los McCann, sino por todo el grupo, y además, había anunciado casualmente un nuevo interrogatorio a estos amigos, tan amigos que no se veían desde el 3 de mayo.

Mientras, en Portugal, los nueve perros pisteros olfateadores de cadáveres asignados al caso, uno por cada Tapas, han aprovechado también para reunirse e intercambiar impresiones sobre el curso de la investigación en el citado bar de Praia da Luz. En la imagen se recoge el momento en el que una ha salido a comprobar si siguen bien los cachorros que han dejado solos en la caseta de entrada del Ocean Club, a tan solo 50 metros. Desde allí pueden olerlos perfectamente, por lo que se sienten seguros.)