domingo, 30 de septiembre de 2007

Ley de probabilidades y el cura anglicano Haynes Hubbard


"We all have deep fears and absolute hope"
Fthr Haynes Hubbard
Praia da Luz

"Todos tenemos miedos profundos y esperanza absoluta"
(¿...en la vida eterna? Nota del traductor)

Haynes Hubbard, sacerdote de la inglesa anglicana, según recoge el tendencioso Portugal Resident llega a Praia da Luz, el 5 de Mayo, dos días después de la desaparición de Maddie. Las probabilidades de que esto ocurra, en uno o dos días, tomados al menos en un año, son de 1/365 + 1/365 = 0,0054, esto es, del 0,5%. Para los profanos: la probabilidad de sacar a ciegas una bolita negra de un cesto que contiene doscientas blancas, y sólo una negra.

Esto ocurre alrededor de los McCann. A los dos días, van a tener, no solo medios, también un cura particular -ningún medio ha hecho incapié en este dato, el líder de opinión religioso, aparece Ex machina, a los dos días de la desaparición de Maddie. Y ¿por qué anglicano? Asusta si no es una "casualidad" de probabilidad 0,5%, porque son nombrados por el poder terrenal: el monarca inglés es oficialmente la cabeza de la Iglesia de Inglaterra.

Creemos en la resurrección de la carne, los cristianos tenemos una esperanza absoluta en ello.

¿Para qué se necesita un cura? Hay una explicación muy sencilla para los creyentes. El sacerdote es necesario si ya está previsto celebrar el funeral de Maddie. Hubo un cambio de planes. Avisar a los medios a los 15 minutos, a los 45 a la policia, y al día siguiente al sacerdote para el funeral parecería demasiado eficiente, incluso para un británico.

De ser un funeral privado, imagino las manos cruzadas sobre el pecho de Maddie con su peluche, en contacto con el cadaver, y que haya sido ya celebrado a los pocos días. Pero en la reconstrucción de los hechos hay un cambio de planes, y el cuerpo, como parece, ya no descansará en paz.

Lavó el peluche a los cinco días de la desaparición de su hija

El ya famoso peluche de Maddie, el ‘Gato Cuddle’, ese del que nunca se separa Kate, es uno de los focos de atención del caso. La policía portuguesa quiere analizar el muñeco, así como los juguetes preferidos de Madeleine, en los que confía encontrar pruebas. Les parece sospechoso que el peluche fuera lavado cinco días después de la desaparición.

Miedos profundos a la muerte y esperanza en la resurrección, en donde sólo Dios puede juzgar a los McCann.

"Absurdo"
La reducción al absurdo es una de las reglas de la lógica clásica, mantenida por el cristianismo, Ex Absurdo, Sequitur Quodlibet, que significa, del absurdo se sigue como conclusión lo que tu quieras, incluso lo cierto. Precisamente, en Catholic Net pueden tener más detalles sobre el concepto.

El sacerdote Haynes Hubbard, que convivió con el matrimonio McCann en Praia da Luz, consideró «un absurdo» las sospechas que recaen sobre Kate y Gerry, así como las que indican que se podrían realizar búsquedas alrededor de su iglesia. «La Policía tiene que concentrarse en encontrar a Maddie. No sabemos si está muerta. Aquí no encontraran nada», dijo.

Gerry McCann respondió con fuerza a las revelaciones de algunos medios de que, al parecer, las pruebas realizadas a las sustancias encontradas en el coche de la familia podrían indicar que Madeleine consumió una sobredosis de pastillas para dormir antes de su muerte. «Es algo absurdo. Hay grandes cráteres en cada una de esas teorías, en esas ridículas acusaciones», declaró a 'The Sun'.

Lo menos que diría el corazón de un padre (o sacerdote) es que acusarle de la desaparición de un hijo fuera "absurdo" (relativo a la lógica), en todo caso sería "terrible" (relativo a los sentimientos).