miércoles, 24 de octubre de 2007

Lost Souls & Body Building

Somos humanos. Éramos humanos. La degradación semántica de la palabra "valores" es una autopsia ante el cadáver de ellos. Mejor dicho, ante un cuerpo, que como el de Madeleine, ni siquiera aparece.

¿Porqué digo esto? Es sintomática que la jerarquía de necesidades, la pirámide de Maslow, sea una teoría de finales del siglo pasado (1991). Es el certificado de defunción de una sociedad que ha visto el triunfo, y de una forma ya 'multimedia' además, de la mentira. La mentira no es tan mala, en un proceso de construción semántica a la inversa: sirve para extender la democracia, la verdad a todas partes, como hemos visto por los conflictos bélicos justificados. Pero es que ya no es necesario que sean justificables. Basta que sean. El primer antecedente en nuestros libros de texto es la política de hechos consumados de Hitler en la invasión de Polonia. A su consolidación por medio de la propaganda por Göebels. Al aplastamiento de la insurrección, por la máquina del Estado. Decía Hitler, en las postrimerías de su refugio en la Cancillería, que el pueblo no importaba, que debe ser sacrificado, porque lo importante, la élite, ya había sido perdida. En el caso Madeleine hemos asistido, olvidados nuestros libros de texto, a un proceso semejante en los hechos consumados, pre-estableciendo los sospechosos la línea de investigación, y hasta los sospechosos.

Entretanto, os advogados dos McCann vão entregar às autoridades britânicas uma lista com os nomes de 25 pessoas. O objectivo é “ajudar a limpar os nomes do casal” e conseguir que as autoridades portuguesas voltem a direccionar as diligências no sentido de se encontrar a pequena Madeleine.


Con todo, el resultado es una rebelión de las masas de los peones de la élite. Porque si algo ha ocurrido en este caso es una exhibición de poder, político (¿por dónde empiezo?) y económico, de recursos ilimitados. Una propaganda, a la que seguirá la máquina de una obstrucción a la justicia sin precedentes.

La "familia", término también semánticamente degradado; como son los "hijos". En nuestra sociedad, en la que se exige un éxito social, una cáscara de apariencias en las que juntos no se disfrutan las vacaciones con los hijos, sino con unos extraños. Con los que juego al tenis, en vez de con aquellos, si acaso, la gente con la que asisto al trabajo que aumenta mi autoestima y mi Reconocimiento.

Pierdo mi espíritu, pero cultivo mi cuerpo. No dejo de hacerlo, pongo todo mi empeño en organizar un campeonato de tenis, al tiempo que, inteligentemente, lo cual me satisface, organizo la búsqueda de mi hija. Busco consuelo, como el mejor tiempo de jogging, swimming, o networking.

Con todo, la altura de la Autorealización es un espejismo, un Nirvana, algo que hay que ver sin esfuerzo tras el Reconocimiento. Y qué miserables somos entonces, cómo entramos en un ciclo perpétuo que nos lleva de nuevo a bajar a la base de la pirámide, a temer por nuestros ingresos, a buscar a los amigos aparentes que llevan bloques a la suya propia haciendo encaje de las aparentes sólidas piedras de todos, mientras que sólo llegan, en una rampa que resbala, que equivale a poder adquisitivo entonces, de nuevo al Reconocimiento.

Y hacemos Body Building, con los Lost Souls.

Con los que está la Iglesia, pues son las almas perdidas las que más lo necesitan. Como cristiano admiro la estética de la Gloria y la Cruz. El triunfo, al fin y al cabo, de que un ajusticiado es el Hijo de Dios. Un Hijo del Hombre. Entiendo al cura Pacheco.

Veo graffiti en mi calle y me quejo; esto fue Arte. Los hay en todo el mundo. En vez de una Capilla Sixtina, me dan una educación para la ciudadanía. Ambos son libros de texto. Hemos visto tanto, y tan junto, como los grados disparados por el cambio climático y la tecnología. Olvidado incunables y unicornios. Cuentos para niños.

Mejor los videojuegos.

Ya no busco una teoría para el caso Madeleine; buscamos una explicación para que sea concebible. Cuerpo y alma, Body & soul; no, no es un combinado, es nuestra esencia. Nos da un vuelco alienarnos, quedarnos con una mastaba, en vez de una pirámide.

Y nos dolemos de todos los niños desaparecidos (*); pero no es lo mismo, tantos en la base de una pirámide a la que nosotros cómodamente nos asomamos, y nos ocupamos mejor de Madeleine, porque su cuerpo ha caído desde la altura de nuestros ojos. Es esto lo que duele de una historia hipócrita, que, cuando conviene, uno se engaña poniendo en el mismo rasero diferentes sustancias: la de familias que entienden el valor de los hijos; a quienes ante su pérdida, siguen entretenidos en su rampa.

Qué solitario es el éxito. Cómo se atrofia el lacrimal cuando se desarrolla la dureza de los glúteos, músculo al fin y al cabo como el corazón.


Campaña de Marketing desde España, para Marruecos y Portugal
Los McCann lanzan una línea 902 con la excusa de recibir llamadas que conduzcan a encontrar a Madeleine. Será que en España no existen teléfonos de los Cuerpos de Seguridad del Estado, o no hay comisarías en las montañas. En contra de lo que la investigación en curso establece, por lo que pueden ser imputados de un delito de extorsión a la justicia portuguesa, la maniobra está apoyada, además, por una entrevista concedida por los McCann a Antena3, que pasarán esta misma noche [22:00 PM], y en la que comunicarán el número de marras.

Quienes atienden el call centre, ¿qué instrucciones tendrán?: ¿poner en la pista realmente a servicios mercenarios privados? Con lo caros que resultarían, hasta eso lo dudo (en todo caso, hacen bien los McCann en contratar compañías sin experiencia alguna en niños desaparecidos) ¿Sembrar de noticias espúreas con nuevos avistamientos y copar los medios en vez de con la inminente publicación oficial de más pruebas incriminatorias? ¿Tomar por pruebas de su defensa, simples testimonios? ¿Presentar una lista de 1.500 avistamientos de Maddie que la policía portuguesa no comprobó? No se me ocurre ningún buen fin.

902 300213. En España, tierra del tomate, tenía que ser. En Portugal, ninguna compañía se prestó al juego; en Marruecos..., están muchos de nuestros call centres. Acabo de llamar para pedir información sobre quién opera este número. Lo sienten, no están autorizados para darme esa información -con lo que vulneran la Ley de Protección de Datos. ¿Qué harán con los datos de quienes llamen? ¿tratar de venderle lotes de camisetas con el lema: "Yo también vi a Maddie"? (No doy ideas).

Me alegra por los empleados de esta industria: hay un buen nicho de negocio para hacer campaña de quienes sean declarados sospechosos. Telefónica debe estar preparando la campaña de números 902 teniendo en cuenta el target. Todo tan pornográfico como decía ayer un excelente texto en comentarios:

Pronto, já disse, portanto, vamos ao resto: como cidadão da Cauda da Europa, choca-me que um par de canastrões, conhecidos por McCann, queira agora vir pagar a empresas de imagem de Portugal para lhes limpar a imagem...
Qual imagem?...
Imagem de quem?...
Pagamento assegurado a partir de onde?...
Por vezes, já me perguntaram o que é Pornografia, e o tempo deu-me uma resposta fácil. Para mim, Pornografia é o filme rodado pelos McCann, ou pior, o filme rodado por aqueles a quem os McCann servem
.


que deberían haber puesto un número 800.

Me temo que vamos a empezar a recibir llamadas del tipo: ¿Ha visto usted a Madeleine o alguien que se le parezca? ¿...Le gustaría?

El Espíritu es fuerte
El Amor es fuerte:
PALMA DE MALLORCA, 24 (EUROPA PRESS) - El cuerpo de la madre británica desaparecida el pasado lunes tras caer su hija desde la quinta planta de un hotel, Sara Cooper, fue hallado hoy por la Policía Local de Manacor en Cala Domingos, informaron a Europa Press desde el cuerpo de seguridad.

El hallazgo se produjo alrededor de las 17:00 horas de esta tarde en las aguas de esta playa, a la que la corriente hizo llegar el cadáver. Actualmente, los agentes están trasladando el cuerpo de la mujer fallecida a Portocristo.

Sara Cooper desapareció el pasado lunes, tras caer su hija de siete años desde la quinta planta de un hotel en Calas de Mallorca. La niña fue descubierta herida pero consciente por personal del hotel a las 07:30 horas del lunes sobre el techo de una oficina y fue trasladada al Hospital de Manacor a causa de un traumatismo craneal, fractura hepática y policontusiones que la mantienen en estado crítico.


En el caso McCann falta ese sabor agridulce de la mezcla del Amor y la Muerte. A falta de lo sublime, repugna un acedo teatro de marionetas. "Carísimo". Lo que por degradación semántica significara "Queridísimo".

Texto íntegro de la entrevista en 360º - Antena3

Los McCann aseguran que los análisis de ADN no les implicarán
Final de la entrevista. Político Off the record:
No hables hasta que nos quiten los micrófonos.


Ha trascendido, durante la emisión del programa, que Clarence Mitchell accedió, ante la negativa de Antena3 en limitarse a publicitar el número 902, a realizar la entrevista. Entre la espada y la pared: si no se realizaba la entrevista, no existiría publicidad para el 902 y la credibilidad de los McCann continuaría minándose. Ni Gerry, ni Clarence -que se acerca al final- pueden controlarla. Con Kate muy rota a estas alturas, la emoción más fuerte aparece cuando recuerda el momento de ver a Madeleine (viva, o muerta) por última vez.



(*) Nota: NecroSearch International, al contrario, es una reputada agencia especializada que los McCann se podrían haber costeado hace tiempo.

Cuanto más, No Stone Unturned, lema de la campaña "FindMadeleine", es el título del famoso libro de Steve Jackson:

The True History of NecroSearch International, The World's Premier Forensic Investigators


(Addenda 19 Diciembre
El libro No Stone Unturned es llamado también "manual de ocultación de cadáveres" que trajo Gerry de su viaje a EE.UU.

)